DUCHAS

La DUCHA BITÉRMICA, de contrastes o también ducha escocesa, es la mejor forma de hidroterapia porque al renovarse sin cesar el agua que está en contacto con nuestro cuerpo, provoca la renovación constante de los estímulos mecánicos y térmicos.

La ducha bitérmica consiste en el rociado alternado y secuencial por niveles de agua fría y caliente, iniciándose siempre con caliente, con tiempos preconfigurados para la hidroterapia profesional.

La DUCHA CUBO consiste en el impacto térmico de las terapias de calor, para revitalizar cuerpo y mente. Es una ducha lúdica de agua fría para disfrutar, recibiendo múltiples beneficios para la salud y para tomar a continuación de un baño termal como la Sauna o Baño Turco.

Su uso es sencillo, consiste en volcar el agua del cubo sobre el cuerpo caldeado, accionando uno mismo el tirador. La intensidad de la ducha cubo se puede dosificar, accionando el tirador se origina una cascada de agua fría que produce un brusco cambio de la temperatura corporal, acelerando el flujo sanguíneo, eliminando toxinas, oxigenando profusamente los tejidos, y favoreciendo la tonificación muscular.

Su estructura, soporte basculante, y sistema de anclaje a la pared están realizados en acero inoxidable. Sólido y confiable. Sistema de llenado automatizado. Uso particular y profesional.

Beneficios de las duchas de contraste:

  • Tonificación del sistema nervioso.
  • Estimulación del sistema circulatorio.
  • Tratamiento anti-dolor, para la recuperación acelerada de lesiones.
  • Reacción térmica.
  • Relajación muscular.
  • Eliminación de toxinas.

Las cabinas de duchas se pueden fabricar en panel de poliestireno extruido o Wedi® diseño a gusto del cliente, ajustándonos a cualquier espacio y forma.

Los PLATOS DE DUCHA están fabricados en resina y carga mineral de 2,6 cm. de grueso con tratamiento Gel Coat®. La fabricación se realiza en cualquier color de la carta RAL y se fabrican a medida.

Tipos de duchas

CUBO DUCHA

PLATO DE DUCHA